mapa_america_latina

Por: Nelson Fajardo

Según él un tercio de la situación de la región responde a un golpe de suerte causado por el papel de las exportaciones que permitieron fortalecer la rentabilidad del sector y con ello el crecimiento económico favorable en condiciones de un auge económico del capitalismo . En estas condiciones, países como Colombia se vieron obligados a frenar el déficit presupuestal y en la cuenta corriente de las balanzas de pagos; así como la inflación alta y los fuertes endeudamientos, estos últimos, condujeron a la crisis de la deuda en América Latina en el primer lustro de la década del ochenta del siglo pasado.

Los éxitos alcanzados para frenar estos males tuvieron que ver con unas políticas económicas propias del modelo de acumulación neoliberal que sacrificaban el gasto público estatal, golpeaban los ingresos de los trabajadores con salarios flexibilizados y abrían la economía a la lógica agro exportadora. Por ésta vía, el capital aseguró óptimas tasas de crecimiento y ganancia, sin que ello redundara en mejoramiento de las economías domésticas.

Es así como después de agotado el auge para los capitales y ser ellos los causantes de estar en plena crisis económica, que el experto Roubini descubrió que la solución esta en el retorno a la inversión en la economía interna y la generación de procesos de integración regional, pues la rentabilidad agro exportadora ya se agotó. Se trata de estimular la superación de la dependencia con respecto a Estados Unidos y fomentar una dimensión integradora horizontal desde los países sureños.

Esta propuesta la hemos planteado las fuerzas democráticas y de izquierda desde hace varias décadas, por lo tanto no es nada novedosa. La diferencia entre Roubini y nosotros consiste en que él la sugiere como salida a la coyuntura de crisis del capitalismo mundial para reducir sus efectos inmediatos sobre la región, mientras que nosotros la entendemos como un escalón fundamental para superar la crisis estructural que agobia históricamente a las economías latinoamericanas. Son dos visiones diferentes del tratamiento del concepto de la crisis.

Si tenemos en cuenta que para éste 2009, el comportamiento del crecimiento esperado para América Latina oscilará entre – 0,7 y – 4,6 por ciento, que la inflación estimada estará entre 2,5 y 4,4 por ciento, que la proyección de crecimiento para la región en su conjunto será de -2,1 por ciento y que los déficits fiscales irán hacia arriba; entonces podemos derivar en una situación tal en que se conjuga la crisis del modelo de acumulación con la crisis estructural e histórica de América Latina.

Bajo estas condiciones, la propuesta del experto muy valida, pero es necesario tener en cuenta que las diversas dimensiones de la crisis, se pretenden solucionar con el retorno a un Estado que protege a sus capitales de las fechorías realizadas a lo largo de tres décadas. Al respecto es nula la referencia que hace Roubini.

Desde los espacios democráticos y de izquierda comprometidos con las transformaciones estructurales que requieren las economías latinoamericanas, se parte de la necesidad de reindustrializar la región con respeto al entorno ambiental y la debida adecuación tecnológica, de un Estado democrático moderno que actué sobre la distribución y la redistribución de la riqueza y unos procesos de integración de los Estados y los pueblos que fortalezca la capacidad de acumulación para el progreso integral y nos libere de la dependencia ante las potencias dominantes.

HECHOS Y CIFRAS
El barril de petróleo de Texas – el WTI-, de referencia para Colombia, cerró ayer a 62,04 dólares, el nivel más alto desde comienzos de noviembre. La reacción del mercado se produjo luego de conocerse que las reservas de petróleo en E.U. bajaron más de lo que se preveía. Los datos que difundió ayer el Departamento de Energía (DOE) reflejaron el segundo descenso consecutivo en las reservas de crudo. Las reservas de petróleo descendieron en 2,1 millones de barriles la pasada semana y el total, de 368,5 millones, es un 18,3 por ciento superior al nivel de hace un año. Petróleo pasó de los 60 dólares en Economía Hoy de Portafolio, jueves 22 de mayo de 2009, página 8.

*****

Otra prueba de la desaceleración de la economía la constituye el comportamiento de la demanda de energía eléctrica en abril, que cayó 1,4 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior. No obstante, al quitar el efecto de la Semana Santa – que el año pasado cayó en marzo y en el 2009, en abril- alcanza a haber un crecimiento de 1,2 por ciento, de acuerdo con el análisis de la firma XM, que administra el mercado de energía mayorista. En los 12 meses finalizados en abril, la demanda de energía creció 1,5 por ciento, la variación más baja en 9 años. Se contrajo la demanda de energía en Económicas de El Tiempo, miércoles 20 de mayo de 2009, página 1-8.

*****

La discusión acerca de la financiación de la seguridad y defensa del país ha sido tradicionalmente un tema reservado a los despachos de los Ministerios de Defensa y Hacienda. La sociedad civil se ha involucrado poco en esta discusión y su papel ha sido más bien el de espectador pasivo, tanto en lo que se refiere a las magnitudes invertidas como a la eficiencia de la gestión. Afortunadamente, este tema crucial está hoy en el centro de la discusión pública, a raíz del discurso pronunciado por Luis Carlos Sarmiento en un foro reciente sobre el futuro estratégico de la Defensa y la Seguridad en Colombia. Editorial, Gasto en Defensa y Seguridad, Revista Dinero No 325, mayo 15 de 2009, página 8.