Por: Nelson Fajardo

La pirámide de Bernard Madoff en Estados Unidos, la incapacidad de la transnacional suiza Glencore de asumir los compromisos adquiridos en Colombia para la ampliación de la refinería de Cartagena por un precio de 3.000 millones de dólares en inversión y los efectos que causa sobre la economía colombiana la reciente intervención en Estados Unidos a Standford International Bank por fraude con certificados de depósito por 8.000 millones de dólares. Intervención, ésta última, que afecta la firma comisionista de bolsa Standford S.A. filial del grupo que opera en Colombia y que conduce a que pueda cesar sus operaciones en Colombia.

Todos estos y otros casos que están por emerger a la opinión pública son muestras claras de la situación convulsiva en la que se mueve el mundo del capital globalizado en un contexto de crisis económica con perspectiva de una gran depresión mundial.

En efecto, el caso de la pirámide de Madoff demuestra la capacidad manipuladora que posee el capital dinero para estafar personas y capitales menores, que incluye personas de nacionalidad colombiana, que no han tenido  el carácter para manifestar su preocupación por los efectos negativos de dichas manipulaciones, tal como lo hacen los afectados de la pirámide criolla DMG; desde luego que dicho silencio es cómplice. Por su parte la incapacidad de Glencore para asumir sus compromisos en Cartagena es una simple manifestación de las consecuencias de la agudización de la competencia internacional en el marco de una profunda crisis financiera que está quebrando dicha transnacional.

Esta tendencia es extensiva para Standford en Colombia; empresa financiera del capital transnacional estadounidense, que a pesar de haber recibido 3 millones de dólares para asegurar su liquidez, no tiene el suficiente capital independiente de la matriz en el exterior para sostener sus operaciones.

A los casos mencionados se agrega la información del 18 de febrero que da cuenta del comportamiento tembloroso de los valores de las acciones en las diferentes bolsas del mundo; comportamiento en el que la tendencia a la baja de los precios de esos valores hacen la nota marcada del momento.

Se trata, entonces, de una crisis económica mundial cuyo aspecto significativo consiste en su inicio por la zona del capital dinero, afecta los mercados y presiona hacia la destrucción de la actividad productiva en un efecto multiplicador negativo que no se puede detener ni con medidas coyunturalistas que procuran ajustes que no curan la enfermedad, pero la agudizan.

En esa dirección, el capital financiero, con la agudización de la competencia intermonopólica y las manipulaciones financieras legales e ilegales, conforma un conjunto de acciones criminales y delictivas, que vuelven a dar bagaje al carácter parasitario y descompuesto del capital contemporáneo. Carácter que trasciende los escenarios de la economía política para tomar connotaciones altamente políticas, que incluyen la generación de resistencias sociales en crecimiento, la inestabilidad oscilante entre la caída de gobiernos corruptos funcionales a los poderes reales y la profundización de gobiernos reaccionarios en proceso de desgaste.

Es por lo anterior, que es absolutamente falsa la idea del establecimiento criollo, según la cual estamos blindados de la crisis y sus efectos son laterales, de tal suerte, como la afirma el presidente de la Andi, que la producción industrial vive una simple recesión, mientras que la economía va bien.

Lo cierto es que los casos mencionados son la punta de unos fenómenos que van a seguir creciendo, y que de manera acumulativa colocarán en evidencia una crisis que no se puede seguir tapando. Al respecto valdría la pena que se nos explicaran públicamente ¿Cuál es situación real de los Fondos Privados de Pensiones?

HECHOS Y CIFRAS
El gobierno de Barak Obama anunció el miércoles nuevos planes para facilitar que nueve millones de estadounidenses refinancien o vuelvan a negociar sus hipotecas, como parte de un esfuerzo agresivo de la Casa Blanca para estabilizar el mercado inmobiliario. En un discurso en Phoenix, el presidente Barak Obama dijo que el plan “dará a millones de familias resignadas a la ruina financiera una oportunidad para salir a flote y prevendrá que la crisis cause estragos aún mayores en la  economía. La reducción en la tasa de embargos hipotecarios ayudará a fortalecer los precios de las viviendas para todos”. Paletta Damian, Obama lanza el esperado salvavidas al mercado inmobiliario en The Wall Street Journal Americas de El Tiempo, jueves 19 de febrero de 2009, página 1-12.

Los analistas coinciden en que las utilidades extraordinarias del año pasado en Ecopetrol de 11,63 billones de pesos, producto de los elevados precios del crudo no volverán a repetirse en varios años debido al aterrizaje forzado de la economía mundial, lo que en términos simples quiere decir que se acabó la bonanza y comienza el guayabo del festín petrolero. Es más cálculos preliminares basados en los actuales precios del combustible indican que las ganancias del 2009 serían de unos 6 billones de pesos, lo que indica que caerán a la mitad de las registradas el año pasado. Londoño Juan Guillermo, Las utilidades de Ecopetrol bajarían a $6 billones en 2009.

La temida palabra recesión ya empezó a formar parte de las conversaciones de los industriales colombianos. Así lo advirtió Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), quien al dar a conocer los datos de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) confirmó que la producción cayó 3,1% durante el año pasado, comparada con la de 2007. “Las cifras nos señalan que la industria colombiana técnicamente entró en recesión, lo que no indica que la economía colombiana esté en recesión” explicó el dirigente gremial, agregando que para 2009 los crecimientos serán escasos. Redacción de Negocios, Según la Andi, la recesión llegó en Tema del día en El Espectador, viernes 15 de febrero de 2009, página 2.

¿QUÉ ES QUE EN ECONOMÍA?
Teoría
LA CRISIS POLÍTICA Y ESPIRITUAL DEL CAPITALISMO CONTEMPORÁNEO: Hoy día en todo el mundo capitalista el imperialismo ha pasado a una ofensiva abierta y a gran escala contra las fuerzas de la democracia y el progreso. Se han activado extensiblemente sus círculos más reaccionarios, se ha elevado a rango de política estatal la violencia cada vez más frecuente de las libertades y derechos democráticos de las amplias masas de trabajadores.

El recrudecimiento de la reacción política marcha al unísono con la reacción en la esfera ideológica. Ello se manifiesta en la intransigencia cada vez más violenta hacia los ideales de la libertad y la justicia social.

La creciente reacción en las esferas política y espiritual de la vida de los países capitalistas aparece como una de las formas más evidentes de manifestación de la crisis general del capitalismo, como un testimonio convincente de sus enfermedades incurables.

En las naciones imperialistas hoy día se predica de manera cada vez más abierta y cínica la supuesta “ley” de división de la sociedad, llamada a subordinarse con resignación y a trabajar, y la “elite”, destinada a administrar y dirigir. Además, dirigir incluso mediante los procedimientos más bárbaros. Precisamente sobre esa “filosofía” se basa la política de los gobiernos de los países capitalistas desarrollados. Como se comprenderá, esta política choca con el descontento y la resistencia de amplios sectores de la población. La frecuente sustitución de los líderes del gobierno en unos países, así como la extrema inestabilidad de la situación política, la creciente oposición al rumbo gubernamental y la renuncia a participar en las elecciones en otros, testimonian que en Occidente está en orden del día la crisis de confianza política.

Buzuev A., ¿QUÉ ES CAPITALISMO? en ABC de conocimientos socio-políticos, Editorial Progreso, Moscú 1987, páginas 252 a 270.
Bogotá D.C., febrero 19 de 2009.